lunes, 7 de noviembre de 2011

Crea fama y hechate a dormir

Hoy me pregunto una persona de Nepal si es común que la gente de México use drogas, mientras yo procesaba la información alguien muy "conocedor" del mundo le dijo que no!, que por México transitaban las drogas para llegar a E.U.  y era el problema que había pero que no era un país perdido en las drogas. De cierta manera esta persona tan conocedora tuvo razón y estuve a punto de asentir, cuando agrego:
- En México lo que hay en cantidades escandalosas es el Tequila!, venden tequila en la calle, en los parques.
Cuando puse cara de indignación y estaba a punto de contestar de nuevo me quito la palabra y agrego:
-Claro que no así nada mas! para los mexicanos es muy tradicional tomar cócteles como Margaritas a cualquier hora del día...les quita la sed!
Aquí si rompí en risa y les aclare que aun que mas de dos desearan que las cosas así fueran que pues nop, no corría tequila por las calles, ni solo ni en cóctel.
Me da risa como nos consideran a los Mexicanos como ebrios perdidos con sombrero y sarape. Pero en fin, entiendo que todo es parte del folclore, by the way, aquí se refieren a mi por María.

domingo, 6 de noviembre de 2011

Nuevo Horario

Hoy cambiamos el horario, sera una hora mas temprano, y regresamos de nuevo a las 2 horas de diferencia con Chihuahua, es algo que me alegra, no por que duerma una hora mas (si también por eso pues) si no por que me acerca mas a mi gente, y no tendré que estar cabeceando si decido chatear con alguien de allá y tener que explicar que aquí ya son 3 horas mas y ya estoy acabando el día.
Aquí la vida sigue, y debo decir que yo muy feliz de que siga como hasta ahora, no me interesa nada mas allá que mi pequeño y seleccionado mundo que tengo dentro del puño de mi mano, mi mundo de la mano derecha y mi mundo el de la mano izquierda.
En la mano derecha, en el puño, sostengo lo indispensable, lo que necesito para respirar, mi familia inmediata, mi café de la mañana, mis amigos que cuento con los dedos de las manos, en el puño de la mano izquierda cargo cosas que no pesan, como momentos inolvidables o sensaciones al escuchar canciones, llevo también a Garcia Marquez, el cuadro de Harold Braul, aquí cabe la humanidad completa y los buenos deseos de año nuevo, lo que no cabe en estos puños, simplemente no cabe en mi vida.