miércoles, 27 de junio de 2012

La guerra que cada quien elige

Cada quien tiene su propia cruzada, cada quien libra su propia guerra. Nuestras actividades se enfocan en construir en pro de alguna causa o en destruir injusticias causantes de nuestros temores. En esto es en lo que a grandes razgos se nos va la vida, en construir o en destruir, en luchar batallas esperando ganar guerras. Tengo en Facebook varios amigos cuya cruzada es en pro de los derechos de los animales, algunos otros que son religiosos hasta el hueso, tengo otros que están en pro de los derechos de los homosexuales, tengo algunos otros que sus causas son políticas, tengo algunos amigos activistas de sillón (de todas las causas), y así, cada quien lucha su propia guerra.

Yo admiro a la gente así, que adopta cruzadas y se parte la vida en pro de sus ideales, gente que es sumamente congruente con sus pensamientos y sus acciones, yo quiero ser así, de verdad, yo soy activista de sillón, de esos que ama todas las causas pero que nomas no me pongo las pilas mas que para batallas personales. Mal, muy mal por mi, de verdad, pero quisiera saber ¿de donde la gente saca tiempo para ir a mítines, repartir volantes, enamorarse de las causas?Yo entiendo la frase de cuando se quiere se puede, entonces quizá es que no quiero tanto.... so sad.

Mis cruzadas son egoístas, son ególatras, son personales y muy muy extremas, son de esas que no se pueden decir en voz alta por que los mochos se incomodarían y los malos se burlarían, son de ese tipo. Mis batallas las peleo conmigo misma y en cortito, aquí mismo sosteniendo mi café negro. Mi guerra  se disfruta y se critica desde la barrera, para no salir herida de muerte, por que no tendría sentido morir protagonista de mi propia lucha. Lo disfrutable de mi sillón, no me hace dejar de preocuparme por los peligros e injusticias que líbro, incluso, la comodidad hace mas palpable el sufrimiento al que estaría expuesta, de no ser activista estática.

Mi guerra, si es que la gano, la voy a disfrutar en soledad y en compañía de mis mas amados, mi derrota, en caso de salir vencida, sera llorada en publico, para beneplácito y gusto de la gente que pudiera pensar que me importa,¿ por que no darles un pequeño gusto a los menos amados? La guerra no se termina "hasta que se acaba" como dice mi redundancia favorita, las batallas solo son indicadores del sentido en el que caminamos, en sentido de la razón, o del orgullo.
Es por eso que soy inalterable ante el propósito de tales acciones, tengo la vista fija en el objetivo y cada batalla se me resbala, la analizo, y la dejo ir. No colecciono memorias tristes, para no restar el espacio a las memorias afortunadas. Así pues espero que mi guerra dure, dure mucho tiempo, por que mi objetivo, es muy simple y sin alegorias, mi meta es solo, ser feliz con cada batalla.

PD. Besos al señor que duerme conmigo por que es quien patrocina mi guerra :)

8 comentarios:

  1. Una buena guerra la de ser feliz en cada batalla! Que puedas ganarla siempre!!
    En cuanto a las otras guerras, pues creo que la mayoría somos activistas de sillón. Hay causas que nos simpatizan pero no hacemos mucho por lucharlas. También admiro a quienes si tienen la fuerza y convicción para hacerlo desde un lado mas activo.
    beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Asi es Estelita, agradezco muchisimo a esa gente que pone el ejemplo. y de alguna manera todos somos el ejemplo, de amor, paz, tenacidad, energia, entrega, etc. solo tienes que elegir.

      Eliminar
  2. Es bueno que tengas tu propia guerra y cuando la ganes, tal vez ahí puedas "batallar" con otros por otras causas.

    No creo que sea egoísta. A veces hay personas que tienen esas cruzadas en sus vidas porque es una forma de tener identidad. Cada quien vive su vida como le parece y como puede y como le sale. Mientras nos respetemos entre todos, todo estará bien.

    ResponderEliminar
  3. Asi es absolutamente Alicia, El respeto al derecho ajeno es la paz.Todos afectamos nuestro entorno, mi opcion es afectar mi entorno felizmente, creo que asi ayudo mas :) saludos desde el otro lado del charco.

    ResponderEliminar
  4. Mel, para poder seguir una causa, hay que tener las cosas claras. Si uno tiene luchas y problemas internos, no puede luchar por cosas altruistas. Bah, es lo que creo yo. Uno ve mucha gente que es "haz lo que yo sigo pero no lo que yo hago..."
    Respeto y admiro tu capacidad para poder enfrentarte a tus propias luchas, algo que no es fácil en estos días. Más fácil es echarle la culpa a un "otro" y no ver nuestras propias falencias.

    O capaz no hayas encontrado tu "verdadera causa". Siempre pienso que la gente que realmente hace las cosas convencida, con altruismo y de corazón, es porque son almas superiores. Almas que en otras vidas ya libraron sus propias batallas.

    un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marietta, totalmente en el clavo!, las almas superiores pueden desprenderse un poco de su yo, por el bienstar ajeno. Aun no llego a ello, espero que no me tome varias vidas llegar a eso. beso.

      Eliminar
  5. Sabiendo que una guerra es terminar con la guerra, entonces para que la guerra?.
    que tengas un buen fin de semana.
    un saludo.

    ResponderEliminar
  6. La mayor victoria, la más gloriosa, es salir vencedor en sus propias batallas, sobre todo en las internas, en las que libramos con nosotros mismos.
    Quizá no podamos cambiar el universo entero pero solo con cambiar nosotros le estamos ofreciendo al mundo un insensato y un indiferente menos.
    Hay diferentes maneras de luchar y de ser activista y los blogs son un arma más para concientizar a la gente.

    ResponderEliminar

Puedo NO estar de acuerdo con lo que dices, pero defenderia con mi vida tu derecho a decirlo. Comentarios Bienvenidos.