jueves, 23 de agosto de 2012

Cuando tienes un dolor enterrado

Esta mañana desperté y encontré en Facebook un post de mi hermana que dice: "El que mucho se aleja, tarde o temprano dejara de hacer falta" y me dolió, me dolió como patada de mula en el estomago, luego llego a mi mente el poema de Fernando Celada "Ausencia quiere decir Olvido"  así, casi como soundtrack de mi situación. Ya no estoy, ni estaré mas en México, cerca de los mios y de lo mio, decidí dejarlo todo y a todos, jugarmela y llegar a Canadá para establecerme y empezar de nueva cuenta sin miedo a la inseguridad que me tenia paralizada, pero.... y los mios? Me duele que mis sobrinos crezcan solo escuchándome por teléfono, viendo sus fotos en Facebook, y viendolos solo una vez por año,  entrañándolos y conteniendo el nudo en la garganta cada que me entra la nostalgia.  Estos días de vacaciones han sido duros para mi, el descanso me pone homesick, ya necesito volver a mi rutina para dejar atrás estos remordimientos que siento por los mios, estas ansias de olvidar y salir corriendo a encontrarlos,  este sentimiento de ausencia que me quema en el fondo, justo en el corazón. Regularmente soy mas dura de roer, y precisamente por eso no me gusta definirme, por que cada día me sorprendo yo misma reaccionando e inventandome de diferente manera, justo como la vida lo requiera en el momento que se necesite. Hoy por hoy necesito mas dureza, mas templanza, necesito extrañar menos y tener un temple de mayor grado para contagiar a mis hijueliltos y al señor que duerme conmigo, pero de verdad que es duro, a veces se me escapa de las posibilidades y simplemente quiero llorar en posición fetal. La nostalgia mata.

Les dejo el poema Nublos de  Fernando Celada, poeta Mexicano, a mi me encanta y me duele al mismo tiempo.


 Ausencia quiere decir olvido
decir tinieblas, decir jamás,
pero las almas que se han querido
cuando se alejan no vuelven mas.

¿No te lo dice la luz que expira?
¡Sombra es la ausencia, desolación!...
Si tantos sueños fueron mentira
¿Porque se queja cuando suspira
tan hondamente mi corazón?

¡Nuestro destino fue despiadado!
¿Quien al destino puede vencer?
La ausencia quiere decir nublado...
¡No hay peor infierno que haberse amado
para ya nunca volverse a ver!

¡Que lejos se hallan tu alma y la mía!
La ausencia quiere decir capuz;
La ausencia es noche, noche sombría;
¿En que ofendimos al cielo un día,
que así nos niega su tibia luz?

Nuestras dos almas, paloma y nido,
calor y arrullo, no vuelven mas
A la ventura del bien perdido...
¡La ausencia quiere decir olvido,
decir tinieblas.....decir jamás!



 

8 comentarios:

  1. La nostalgia y estar lejos de los seres queridos debe ser muy difícil de afrontar. Es sin duda algo muy valiente lo que hiciste al irte a vivir a otro país. Yo no podría, pero porque soy demasiado apegada a mis afectos, mis costumbres.
    De todos modos hay algo que es cierto, y es que muchas veces distancia física no implica distancia emocional. Hoy en dia con todas las tecnologías que hay disponibles puedes estar lejos pero igual mantenerte en contacto. Claro que nada reemplaza el poder darse un abrazo, verse en persona. Pero se puede estar presente en la vida del otro. Tal vez tu hermana hizo ese comentario por otra persona. Hay gente que uno la tiene a la vuelta de la esquina y sin embargo no cuenta con ella. Lo importante creo es que se mantenga un fluido contacto con la familia, que gracias al teléfono, skype, internet en general puedan saber del otro, compartir.
    De todos modos el extrañar es inevitable, no? Yo tengo una amiga viviendo en España desde hace unos ocho años. La extraño mucho, pero lo bueno es que mantenemos el contacto. Y la sigo valorando y queriendo aunque el océano nos separe.
    En fin, que te sientas mejor.. abrazo via web para vos!

    ResponderEliminar
  2. Si bien nunca se me presentó o busqué la oportunidad concreta de irme del país, las veces que fantasee con eso siempre pensé en la gente que dejaba. Hasta cuando pude irme a radicar al interior, casi como que agradecí que la posibilidad se hubiera caído. Por eso admiro a la gente que puede romper las ataduras (con dolor, por supuesto, nada se rompe en forma indolora) y levantar vuelo. Muy valiente lo tuyo.

    Por otra parte, lo que dice Estela es muy cierto. Hoy por hoy contamos con tecnologías que nos acercan hasta límites insospechados a aquellos que están lejos. Recuerdo cuando en 1982 un matrimonio amigo se fue a vivir a Canada. Hablar por teléfono era un milagro que iluminaba nuestras vidas cuando se producía. Y se me ocurrió la idea de intercambiar casetes en lugar de cartas. Así podíamos no solo leer sino escuchar al otro. Hoy eso es mucho más fácil y no tenemos que estar dependiendo de que el correo nos extravíe algo.

    Pero también es cierto lo otro que dice Estela. Nada reemplaza al contacto físico, al abrazo, al conversar mirándose a los ojos y no a una webcam o a una pantalla. Por eso, reconozco en vos un gran valor.

    ResponderEliminar
  3. Mel....no sé que decirte... ánimo hay personas que no entienden porqué hacemos las cosas que hacemos a veces , no son malas , simplemente no entienden. Fuerza Mel querida!!! BESOOTEES

    ResponderEliminar
  4. Eres muy valiente Mel!!
    Animo y fuerza verás que todo sale bien. Que es cierto que no podrás tener un contacto físico diario con ellos, sí, pero para eso están las vacaciones, viajarás a verles, ellos irán a verte a ti... y lo mejor del todo es que no es irreversible, si no aguantas el dolor, si no disminuye la pena de tenerles lejos... algún día puedes volver.
    Un abrazo enorme!!!

    ResponderEliminar
  5. que fuerte...muchos de los que dejamos nuestro pais de origen debemos pasar por lo mismo.
    Te mando un saludo desde Londres.

    ResponderEliminar
  6. Si...duele...duele leerlo aunque de pronto haya sido escrito sin malas intenciones...
    Yo también lo viví pero no me arrepiento de haberme ido aunque me haya perdido de muchos buenos y malos momentos dignos de ser vividos en familia.
    Es el costo de perseguir los sueños. Nada en la vida es gratis.
    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Muchas gracias por sus animos, hay dias que duele mas lo que me pierdo de mi familia, a veces duele menos, pero en definitiva es un dolor que nunca se va, que se adormece para en una oleada de melancolia resurgir punzante y agresivo. saludos a todos

    ResponderEliminar
  8. Yo por eso no me quiero ir!!! :(

    Mejor que venga él XD

    (Es para sacarte una sonrisa :D )

    ResponderEliminar

Puedo NO estar de acuerdo con lo que dices, pero defenderia con mi vida tu derecho a decirlo. Comentarios Bienvenidos.