jueves, 31 de enero de 2013

Prozac for breakfast

Es normal que de cuando en cuando ese sentimiento de falta de ganas nos invada, ese cansancio físico, o ganas de recostarse un rato. También es normal que a veces no tengamos hambre, que existan días que no nos provoque comer como normalmente lo hacemos. Es hasta cierto punto normal que unos días andemos mas sensibles que otros y decidimos quedarnos en casa  a descansar. No estoy segura que tan normal sea que llores y no te des cuenta, que tu cuerpo no lo registre hasta que tengas la vista nublada y te sea complicado distinguir el camino. Lo que si estoy segura es que no es nada normal sollozar dormida, cuando tu mente ni siquiera esta soñando, cuando se supone estas teniendo un sueño reparador. Esto me ha estado pasando las ultimas semanas. No tengo un motivo, por el contrario, tengo muchos motivos para ser feliz, es mi cuerpo el que no responde a mi entusiasmo, esta cansado, triste. Ahora lo se, no puedo esperar mucho a que la depresión se instale definitivamente, voy a dar la batalla, Ya no quiero buscar la causa, en parte por que es cuestión de la química en mi organismo, en segundo, por falta de ganas. Darle vueltas al asunto solo terminara dejandome tirada en el fondo de la espiral de los síntomas que no tendrán causa y si muchas secuelas. Esto no es algo que yo me busque, no es emocional en absoluto, es fisiológico. El tener claro lo anterior me ayuda a no autocastigarme por mi sentir, a dar la lucha.
No puedo hacer que mi familia sufra esto, así que me voy a levantar ahora que ando en plena caída libre, faltaba mas.
Un episodio de mi pasado que ahora veo en retrospectiva y  me aterra es la vez que salí a dejar hijos a la escuela, los deje y seguí manejando, me compre un café y seguí manejando, en poco tiempo simplemente estaba adormilada por la calefacción de la camioneta, manejando, sin rumbo, cuando decidí parar pensé que estaba demasiado lejos de mi casa para regresar, no tenia ganas de manejar de vuelta, no tenia fuerzas y simple y sencillamente me dormí, sentí claramente como caí al fondo del pozo y no podía moverme, solo sentía la pesadez y adormilamiento de no poder ayudarme a mi misma, así que hice lo único que pude hacer, estacionarme y dormirme. Cuando desperté, pesadamente y haciendo un gran, gran esfuerzo maneje a mi casa. No volveré a ese punto. Soy de tungsteno. Además, la vida no es lo que es, sino lo que somos, y esta no soy yo, esto es solo un desajuste químico con el que voy a luchar hasta emocionalmente. Y tengo muy claro mis limites, y estoy peligrosamente llegando a una depresión, de la cual saldré, ya sea a punta de ganas o de fluoxetina, pero esta vez, estoy segura, tiene que ser mas sencillo.
 
Ahi vengo, no se vayan, esperenme un ratito, voy a hecharle ganitas al proceso.
 

7 comentarios:

  1. Claro que sí. Animo, saldrás adelante, solo se necesita la valentía de reconocer que necesitas ayuda (y la has tenido) y esa pequeña ayuda farmacológica... y verás como poquito a poco sales adelante ...

    Mucho ánimo. Te envío un beso y un afectivo abrazo

    http://yoadoroviajar.blogspot.com

    trini.

    ResponderEliminar
  2. Es la primera vez que te leo, me quedo, y te comento porque yo pasé por eso...
    Mucho ánimo!!! En momentos así, darte cuenta que necesitas ayuda antes de caer, es un gran paso para seguir de pie. Si es tu cuerpo el que no puede más, dale lo necesario para que siga funcionando.. Y la química, es un complemento muy bueno para la fuerza de voluntad y las ganas de tirar pa´delante.. besos
    http://www.mafaldayatienemasde30.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  3. Animo!! lo importante es que te des cuenta de que esas mal y busques la ayuda necesaria.
    Aquí te esperamos besos

    ResponderEliminar
  4. Mucha fuerza y voluntad para mantener esas ganas que te asoman. Vamos que la vida es bella!
    Y no es una frase hecha, al menos para mí es un motor.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. ánimos, la mente sabrá salir adelante y hechar a andar al cuerpo que se niega, te mando muchos abrazos, y por aquí nos seguimos leyendo. :)

    ResponderEliminar
  6. Espero que todo vaya mejor.
    Quizá sea algo hormonal pero para todo hay remedio.
    A mi me sucedía y hace como seis meses estoy con fluoxetina. No me ha mejorado las situaciones de vida que a veces me producen angustia pero si mi emocionalidad a la hora de reaccionar ante ellas.
    Abrazos y estoy a la espera de tus noticias

    ResponderEliminar
  7. Mel , querida , gracias a Dios te das cuenta a tiempo!!! Hace como 5 años pasé por una gran depresión a tal punto de que no me internaron porque mi familia se opuso. Es algo muy doloroso , lo sé , pero así como te digo eso , también te digo SE SALE MEL !!!! sí que se puede mi amor!!!!! No entendí si es algo del pasado que te está poniendo así , si es así , dejalo atrás! Tu tienes tanta fuerza Mel y fé que vas a sair de esto antes de entrar! Te espero Mel , te espero . Besotes con el corazón y el alma....

    ResponderEliminar

Puedo NO estar de acuerdo con lo que dices, pero defenderia con mi vida tu derecho a decirlo. Comentarios Bienvenidos.