martes, 30 de abril de 2013

......y luego lluvia

La lluvia me afecta en muchos sentidos, en MUCHOS, para bien y para mal también. Cuando llueve me oxido y me es muy doloroso realizar todas mis actividades cotidianas, así como caminar, cantar, comer, reír, ya saben, hasta lo mas básico. Me duelo, me duele la vida misma, me duelen las articulaciones y mis atractivos huesitos en general, pero también disfruto mucho de ver llover. Yo nací en  una zona muy, MUY desértica al norte de México, entonces la lluvia para mi es sagrada, significa muchas cosas buenas como: buena cosecha, ganado saludable, un verano verde, menos alergias, ya se imaginaran. La lluvia también me trae muchos recuerdos, buenos la mayoría. Recuerdo a Don Raul pedirme que maneje con extremo cuidado cuando llueve, también recuerdo su abrazo tibio y sus carcajadas al decirme que parezco pollito remojado, el Día que decidió morirse también llovía. También recuerdo "esa" tarde de abril corriendo por una avenida importante acompañando a mi mejor amiga de la infancia, esa tarde la lluvia me mojo como ninguna otra agua me había mojado, eran gotas grandes, pesadas, cargadas. La lluvia también me recuerda una despedida que tuve, una que ya olvidé pero que a veces revivo con la lluvia. La lluvia me recuerda Macondo visto por Isabel. Y como no puede faltar música de fondo cuando llueve canturreo No ha parado de llover de Maná. Así mi reporte del día de hoy, llueve, llueve, llueve y yo sigo aquí hecha bolita y recordando. Pero les prometo que no por eso me siento triste, algunas personas así disfrutamos.
 
 
 

5 comentarios:

  1. Yo prefiero los dias de sol.. la lluvia me trae cierta nostalgia, menos ganas de hacer cosas..
    Para mañana a la tarde hay prevista una lluviecita por estos lados..
    beso

    ResponderEliminar
  2. A mi me encanta la lluvia...pero si estoy bien resguardada en casa y si no tengo que salir a ninguna parte.
    Pero la lluvia que más me gusta es la nocturna, cuando ya estoy en cama y lista para dormir.
    Me arrulla el golpeteo del agua en el techo y en el cristal de las ventanas.

    ResponderEliminar
  3. A mi me gusta la lluvia para dormir, es como una canción de cuna, y si es en invierno claro, en verano me gusta que llueva en el día para refrescarnos y jugar en los charcos con las niñas.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Le moulin de Yann Tiersen esta sonando y yo te leo. Imagine tu relato, imagine hasta tu cara y tus ojos haciendose agua en la lluvia. A mi se me hace que la lluvia es un animo del clima. Creo que cuando aceptamos la lluvia ya estamos listos para aceptar toda la gama de sentimientos que habitan en nuestro interior. Besos Mel (aquí también llueve)!!

    ResponderEliminar
  5. A mi la lluvia ME ENCANTA, tanto encerrada oyéndola caer como fondo de una buena lectura y disfrutarla saltando en los charcos con mis hijas, haciendo barquitos de papel... a mí no me pone nostálgica, me alegra el día.

    Será que vivo en otra parte MUY seca de México, y también es señal de buena cosecha!

    Saludos!

    ResponderEliminar

Puedo NO estar de acuerdo con lo que dices, pero defenderia con mi vida tu derecho a decirlo. Comentarios Bienvenidos.