lunes, 27 de mayo de 2013

Bitacora de familia....

El día de hoy me despertaron los pajaritos.... pero no uno ni dos con un trino encantador, nop, eso no paso, eran como 5582.90 y cada uno cantaba su propia tonada, y algunos bastante desafinados los canijos, ahhh y aunado a que eran las 4:00 am. Pues si, decidieron cantar todos al mismo tiempo para festejar que cada día esta mas cálido, pero  a una hora no adecuada. Se despertaron mis bebesitos, y se acomodaron en nuestra cama. Una hora después aprox. a las 5:00 am Leonardo me dijo: - Que incomodo es dormir aquí!! bye!! y se fue a su cama.  Daniel aprovecho que su hermano se fue y se acomodo mejor y ahí se quedo. Su papá y yo no pudimos seguir durmiendo en el espacio que nos dejó. El señor que duerme conmigo me susurro despacito: -déjalo que se quede, que siga siendo nuestro bebe el tiempo que él quiera.  Y ahí se quedo mi bebe de 12 años y 60 kilos.
 
El viernes pasado Daniel llego de una visita que hizo a Ottawa, al parlamento, y todo resulto bastante bien, con reconocimiento y toda la cosa, lo único fue el nudo en la garganta  y el Jesús en la boca que le dejo a la madre (léase yo) pero es parte del proceso. Me cuesta entender la etapa por la que esta pasando, por que no es mas un niño, pero aun no es totalmente adolecente, y aun que para mi siempre será mi bebe, me es difícil saber como tratarlo. Estoy leyendo mucho, preparándome para cada momento, cosa que obviamente es imposible, pero aun así no quiero llegar en blanco al futuro.
 
El libro que les comente la entrada anterior me ayudo muchísimo por que explica justamente esa etapa pero con analogías sobre empresas multinacionales. Te ayuda a visualizar a tu familia como una marca y a ti como el CEO llevando la empresa hacia la misión  atravez de la visión,  te explica por que es bueno que tus hijos te vean en la jerarquía de jefe y no como compañero, y como debes manejar a tus empleados en aras de un bien común, si,  aquí tus empleados son tus hijos, pero tanto tu como ellos trabajan  para la empresa (familia), ellos no trabajan para ti, y ciertamente tampoco tu trabajas para ellos. Muy pragmática la cosa, así como me gusta. Dany es sumamente independiente, desde muy pequeño, es brillante, y por eso mismo hay que recordarle que estamos aquí, tanto su papá como yo para cualquier duda, por que es permitido tener dudas, incluso caídas, no lo vamos a levantar, pero vamos a estar ahí por si el nos solicita que lo ayudemos a levantarse, pero siempre esperando su pauta para nuestra intervención. Duele esto de crear seres independientes, sobre todo cuando la dependiente soy yo, no ellos. Pero la vida es así, los tengo que preparar para eso, y no para mi versión color de rosa que yo quisiera fuera nuestro paso por esta dimensión.
 
Al estar preparándome para ayudar a mis hijos, (tarea que me ha tomado desde que nacieron y que será continua hasta el infinito al parecer), caigo en cuenta que es mas conmigo que tengo que trabajar, en conocerme y actuar en orden de crearles un ambiente saludable para su creatividad, independencia y desarrollo. Y no se si lo he logrado ciertamente, pero la vida diaria me da pistas de que vamos por buen camino, su confianza en ellos mismos, en el futuro, y su fe en Dios me dan la pauta. Por que... ¿Que seguridad podríamos tener en esta vida tan frágil, si no tuviéramos al menos la certeza de sabernos amados incondicionalmente por nuestro padre Dios?. ....
 
 

3 comentarios:

  1. Hola! Muy lindo el blog, me gusta compartir el día a dia, las cosas cotidianas.
    Lindo despertarse con pajaritos... pero a las 4 AM??? jaja
    saludos!
    Silvina

    ResponderEliminar
  2. Qué pajaritos tan desconsiderados! A las 4 de la mañana?
    Cada hijo es diferente aunque creamos que los hemos educado igual.
    Pero qué vivan las diferencias individuales!
    Me gustan los hijos que tienen criterio propio y que empiezan a utilizar sus alitas desde jovencitos...(eso sí, bajo la atenta mirada y supervisión de nosotros, sus padres, mientras logran su total independencia con más madurez)
    Saluditos y abrazos

    ResponderEliminar
  3. Me imagino que el .90 debió ser un pajarito medio desplumado que no llegó a contar como uno completo no? jajajaja

    Claro, es mejor tener por lo menos referencias para que estés preparada para esa adolescencia que se ve en el horizonte.

    Que libro tan interesante es entonces, debo buscarlo en la próxima visita a la ciudad o por internet!

    Es muy cierto lo que mencionas, somos las mamás las que debemos trabajarnos y actualizarnos y puedes empezar desde lo más 'pequeño' por ejemplo un color en las paredes que les permita estar tranquilos pero a la vez darles vuelo a la imaginación. Yo que te leo, y creo en lo que cuentas, sé que has hecho un gran trabajo en esa empresa! ;) Besos!!

    ResponderEliminar

Puedo NO estar de acuerdo con lo que dices, pero defenderia con mi vida tu derecho a decirlo. Comentarios Bienvenidos.