martes, 10 de septiembre de 2013

En el limbo

En mi descripción de perfil dice que escribo para no olvidar, pero son pocas las personas que saben que esto es literal, escribo para centrar mi mente en los recuerdos y no soltarlos, así como globos con helio, mantenerlos en un puño, 4, 5 muchos de ellos, que no se vuele ninguno. Para explicar no hay analogía mas correcta que la de un gato, un gato juega con su juguete sin parar durante horas, y horas, luego alguna otra cosa aparece, roba su atención y el momento de juego que paso, eso, que paso y no vuelve, se olvida de el. Un día desperté y olvide mi password del blog, luego que intente con varios no logre rescatar mi blog, me desesperé y  sufrí, al otro día olvide que había tenido un blog, y así mi mente se entretuvo en banalidades como recordar a que se dirigía a la  cocina y cosas así. Mi tiempo se fue en poner todo mi esfuerzo en recordar otro tipo de cosas mas vitales para la vida cotidiana. Hasta ayer, el señor que duerme conmigo se dedico una hora a ordenar mis asuntos de passwords de n numero de correos, de n numero de cuentas y así, recupero mi blog :). Es un triunfo el día de hoy, y es también  un recordatorio de que el olvido solo espera una oportunidad para apoderarse de nuestras memorias. Ya volvi!!!!!