viernes, 4 de octubre de 2013

Ya me aburri de anhelar

De nuevo aquí, haciendo un recuento de los daños. No había querido escribir por que hay cosas que no se merecen ser escritas ni descritas, mucho menos recordadas. El ultimo mes ha estado lloviendo sobre mojado como dirían Fito y Joaquin (ahhh por cierto, como los amo) con decirles que lo menos fue comerme un pistache podrido aaahhggggg. Naaaa la verdad exagero, siempre mis bendiciones serán mas en comparación a mis desgracias, muchas veces un tanto frívolas y banales, pero muy mías el final del cuento.
Y entonces, quise volver al pasado....pero el pasado ya no me reconoció, luego fui a mirarme al espejo y el espejo me contó mentiras, fue entonces cuando decidí buscarme en mi interior, y fue difícil pero muy en el fondo pude sentir el destello de la mirada de aquella muchachita curiosa de la vida que fui, pero la vi ya convertida en toda una mujer con todas sus consonantes y la falta de alguna vocal que la desgracia le arrebato, pero al fin y al cabo me encontré a mi misma.
Y pues como perro viejo no aprende truco nuevo no voy a empezar a aprender a hacerme la víctima, y yo creo que ya estoy mas allá de la vida como para dejar de ser cínica, entonces me corte y me pinte el cabello (por que por alguna razon cuando quiero cambiar mi realidad cambio tambien mi cabello, bhaa mujeres quien nos entiende? Nos mentimos a sabiendas que no es otra cosa que chuparnos el dedo, pero por alguna razon condescendemos a eso), y me reinvente una vez mas, me puse un curita donde era necesario y así sin mas volví de el agujero obscuro en el que estaba en posición fetal lamiéndome mis heridas, debo agregar que muy patéticamente.
Cada día, por muy muy pinche negro que se vea al menos tiene un rayito de luz, que no me puedo dar el lujo de dejar pasar, por que... saben que?  para mi ese es el recordatorio de que siempre existe una pequeña esperanza.

5 comentarios:

  1. Muy buena conclusión!
    Y si, la smujeres nos la desquitamos con el pelo jaja!

    ResponderEliminar
  2. Madre, espero todo vaya mejor! Les envío besos ! Ya se te extrañaba!!

    ResponderEliminar
  3. Me alegro que estas peripecias vividas por lo menos concluyan en un texto con tan sentido relato. Yo creo que no solo fue el pelo el que cambio el color.. no? Ya veras en retrospectiva dentro de un tiempo :) Abrazo!!

    ResponderEliminar
  4. Yo no hago eso con el pelo, será que me cuestan mucho los cambios? Yo siempre he dicho que si todas las puertas están cerradas, siempre habrá una ventana abierta, y si no la hay entonces te agarras un hacha y le das a la pared para abrirte una puerta y si no tienes hacha pues a puro trancazo abres la ventana o tiras la puerta. :)

    Saludos y abrazos :)

    ResponderEliminar
  5. "convertida en toda una mujer con todas sus consonantes y la falta de alguna vocal que la desgracia le arrebato"

    Una imagen hermosa, fuerte.

    Vibra.

    Te dejé una mención en mi blog, si estás interesada:

    http://tatyypunto.blogspot.com/2013/10/reconocimiento.html

    Abrazos.

    ResponderEliminar

Puedo NO estar de acuerdo con lo que dices, pero defenderia con mi vida tu derecho a decirlo. Comentarios Bienvenidos.